¿Qué es la culpa?

Es una emoción que construimos con nosotros mismos cuando creemos que hicimos algo que no se debió hacer o por no haber actuado de la manera que esperan de nosotros.

Esto nos crea una polaridad interna porque nos juzgamos y nos juzgan. Se divide lo que está bien y lo que está mal dejándonos desorientados y anclados en un sentimiento que no nos permite ver la realidad con otros ojos. Sumándole nuestras creencias y patrones arraigados que nos acondiciona a emprender el camino del perdón a uno mismo y atender el sentimiento de manera proactiva y no reactiva para encontrar el balance y transmutarlo.

Para actuar de manera proactiva es haciéndonos responsables de nuestros actos, y ver  el error como una Semilla de nuestra  grandeza, para nuestro presente, para nuestro futuro. Observando que los desafíos o lo que no nos gustó fueron para fortalecernos. Asumiendo que somos alma y que Dios nos regala esta oportunidad  para nuestro crecimiento, para nuestro cambio interno y reconocimiento de nuestra independencia y abundancia que llevamos dentro. Todo esto; como verán es lo opuesto a la culpa o el pecado.

La culpa no nos crea más que separación con nuestra verdadera esencia y nos imposibilita a responder desde el corazón. Nos limita a una imagen de ser malos y de estar separados de Dios.

“Somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”

Yogi Bhajan

Datta Kaur

Kundalini Yoga

 

Menú